Pum pum, bang bang, cuash cuash, patada en la cabeza, patada en la cabeza.


La noche era nocturna.
La calle húmeda y mal iluminada.
Los mensajes de texto llegaba estúpidamente,
insistentemente.
No pensaba contestar,
prefería seguir espiando por la pantalla de Facebook.
Los golpes en la pared me recordaban que la
vecina sabe cuando estoy en casa.
Tal vez ella debería contestar los mensajes.

El reloj corría como gallina arenga.
Mi tatuaje era de lo único que no me sentía acalambrado.
Su cigarrillo de mota dejaba escapar un tímido hilillo de humo
justo antes de extinguirse entre sus dedos.
Los callos llagados impedían que lo notara como siempre,
je¡¡

Observando su perfil con la paciencia de un cadáver,
sentía como la tristeza se mudaba lentamente a mis ojos.
No podía siquiera verme al espejo (otra vez).
Con el alma escondida bajo mi seudónimo,
no quería saber más de las mujeres.
No de las que ya conocía al menos.
je¡¡

Por fin llega el Lincon verde oxidado que transporta mi dolor.
La última gran conquistadora de mi existencia
se hace acompañar por ese apuesto y fracasado fracasado fracasado.
Mi revolver más inteligente y capaz que cualquier ojete
asoma su ojo letal por la ventana.
La distancia entre el auto y la puerta de la casa
no es suficiente para ponerlos a salvo:
¡Pum Pum! !Bang Bang!
¡Cuash Cuash! ¡Patada en la cabeza, patada en la cabeza!
Adiós tristeza, hola pastilla de Prozac.

(Basada en “Pum Pum, Bang Bang” de los Ezquizitos)

incitatüs
(Octubre’10)
Video e imagen: internet

Anuncios

~ por incitatüs en 22 octubre 2010.

4 comentarios to “Pum pum, bang bang, cuash cuash, patada en la cabeza, patada en la cabeza.”

  1. ninnio. Replantea la frase de: La noche era nocturna. Seguro tienes muchas formas de arreglarla.

  2. que locos pensamientos ricos en realidad la fantasia vuela solo que es eso no es realidad, ya no fumes esas maravillosas pildoras que la felicidad llegara a tu puerta cuando estes dentro de la flaqueza aparecera a tocar y esta preparado para abrir tu corazon al verdadero amor…. suerte y no sigas alucinando es malo para la salud.

    • Flor, bienvenida.
      No te preocupes, esa hierba no pasa por mi saliva, esas píldoras, caducan a mi sentido del gusto.
      Traté de hacer una parodia a la Canción de Los Exquisitos, con tintes locales, tal vez demasiado locales.
      En fin, muchas gracias por tu comentario y visita.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: