Es amarilla, pero no es Brasil

La camiseta amarilla

La camiseta amarilla

Ahora, justo a las tres y media de la mañana, mientras me quebraba la cabeza pensando un tema para darle continuidad a éste alicaído blog, no encontré un tema más adecuado o tal vez, menos aburrido que el partido de fútbol del próximo fin de semana entre el Cruz Azul y el América.

 No era, de verdad hacer partícipe mi afición americanista en éste espacio, y mucho menos a través de algo burlesco hacía un acérrimo rival, pero en vista de mi falta de visión bloguera de los últimos días, lo haré en base a mi poco criterio futbolístico.

 No sé, y la verdad, por mero morbo, sí quisiera saberlo, qué es lo que piensan o sienten la gente que le va al Cruz Azul el hecho de que lleva seis años su equipo sin ganarle al odiado, sí, odiado rival en un juego oficial. Realmente seis años es muchísimo tiempo.

La última vez que el Cruz azul ganó al América, fue en el año en que Luiz Inácio Lula da Silva era nombrado presidente del Brasil después de algunos fallidos intentos por conseguirlo. El transbordador Columbia se desintegra en el reingreso a la atmósfera terrestre, dando muerte a sus 7 tripulantes. Estados Unidos y otros países invaden Irak y comienza la primera guerra internacional de éste Siglo. Arnold Schwarzenegger se convierte en gobernador del Estado de California en la Unión Americana. El Concorde da su último vuelo. Es capturado Sadam Husein y empieza un juicio que terminaría por su ahorcamiento. Murieron Adalberto Martínez “Resortes”, Eulalio González “Piporro”, Barry White, Compay Segundo, Celia Cruz y hasta animales famosos como la Oveja Dolly, primer mamífero clonado, Copito de Nieve, el famoso gorila albino y nuestra querida orca Keiko. Se estrenaron películas como Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra, Buscando a Nemo, y Kill Bill Vol. 1 de Quentin Tarantino, que se hizo mi película favorita de todos los tiempos. 50 Cent estrenaba su disco Get Rich or Die Tryin’, Black Eyed Peas el “Elephunk“, Café Tacuba el “Cuatro caminos”, Sin Bandera el De viaje y empezaba un tal Daddy Yankee a atormentarnos con algo que llamaban reaggeton. En fin, ¿qué decir?, teníamos un gobierno con un Vicente Fox Quezada que no daba ni dio una buena en todo su sexenio.

 Todo eso es ahora historia antigua. En ese año, mi sobrino Miguel Ángel tenía dos años de edad y ahora mismo va a la primaria. Él no recuerda haber visto ganar a su equipo Cruz Azul al América en toda su vida, ya que en 2003, lo venció por última vez con un marcador que, la verdad, no busqué en el Wikipedia.

 Éste sábado, los cementeros tienen una nueva oportunidad para quitarse ese estigma que los circunda. Éste sábado, podrán decir por fin que la camiseta amarilla no los asusta y que pueden vencerlos. Éste sábado imagino que tanto Miguel Ángel, como Efrén, Luz María, Pamela y todos aquellos cruzazulinos de corazón, van a estar al pendiente de algo que no sé, pero por morbo, me gustaría saber, que sienten al ver la camiseta que es amarilla, pero que no es de la selección brasileña.

 incitatüs

(agosto’09)

 

imagen e información: internet

Anuncios

~ por incitatüs en 20 agosto 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: